DESDIBUJAR EL MUNDO ES DIBUJARTE A TI MISMO

Devaneos varios que surgen cuando menos te lo esperas. Cosas que un día significaron algo, y no quería dejar en el olvido. Eso es lo que vas a encontrar aquí.

2 oct. 2010

Baño entre el bambú

Protagonista del próximo proyecto que tengo en mente, un libro ilustrado basado en un relato breve de mi hermano. Tengo ganas de hacer ilustraciones sobre un tema que me gusta tanto como la cultura japonesa, así que en cuanto pueda me pongo manos a la obra con ello.

"-Hija mía, la vida de las mariposas es muy efímera. Precisamente por eso son tan bellas, pero también por eso son débiles y mueren. Con este juego de colores no sólo pueden atraer otras mariposas, sino insectos depredadores que las pueden aniquilar. No aprendas de la vanidad de unos seres tan frágiles."
(La pálida muerte duerme en los nenúfares, Lucas Serrano)

Ponte en mi lugar-Esbozo

Este es el esbozo de la ilustración que he presentado para ser expuesta en la Alliance Française de Sabadell, en una exposición colectiva de ilustradores. Se inaugura el 22 de octubre. Podéis ver el resultado final en la exposición o en mi blog principal. Me pareció interesante la idea de cambiar las tornas y meter a la persona en la jaula mientras los pájaros están afuera en actitud hostil. Era una idea que me rondaba la cabeza hace tiempo, a raíz de leer Los pájaros. Escogí el cuervo para que la ilustración tuviese un aire más amenazador. Al final, la llave que sujeta en el pico el cuervo del centro de la ilustración ha desaparecido en el resultado final, igual que el monóculo del cuervo más grande, pero a pesar de eso me gustan ambos resultados.

"-¿Qué es lo que han dicho por la radio?-preguntó él.
-Lo de los pájaros-respondió.-No es solo aquí, es en todas partes. En Londres, en todo el país. Algo les ha ocurrido a los pájaros."
__________

"Reconoció el ligero repiqueteo de sus picos y el suave roce de sus alas. Los halcones no hacían caso de las ventanas. Ellos concentraban su ataque en la puerta. Nat escuchó el violento chasquido de la madera al astillarse y se preguntó cuántos millones de años de recuerdos estaban almacenados en aquellos pequeños cerebros, tras los hirientes picos y los taladrantes ojos, que ahora hacían nacer en ellos este instinto de destruir a la Humanidad con toda la certera y demoledora precisión de unas máquinas implacables."
(Los pájaros-Daphne du Maurier)